Sueño Para Misiones

30 noviembre 2019

No hay comentarios

Casa Prensa

Día Nacional del Mate: la importancia de tomar una infusión con buenas prácticas laborales

Día Nacional del Mate: la importancia de tomar una infusión con buenas prácticas laborales

¿Sabías que, como consumidores, podremos “premiar” a los productores que empleen buenas prácticas laborales, tanto con las personas que trabajan en la cosecha, como en el impacto al medio ambiente, una vez que se apruebe un proyecto de ley que presentamos en el Congreso.?

Antes que nada, reconocemos a esta infusión muy arraigada en las costumbres, los afectos y las tradiciones de nuestro país. Incluso, antes de la colonización, ya que fueron los originarios guaraníes quienes introdujeron el consumo de la yerba mate.

En Argentina, el mate está presente en el 90 por ciento de los hogares, y se toman en promedio unos cien litros de mate cada año por persona. Estamos convencidos que una infusión tan querida y masivamente consumida, debe representar lo mejor de nosotros. Por eso le decimos NO al trabajo infantil en los yerbales, con el objetivo de erradicar para siempre el flagelo de la explotación de menores y el trabajo forzoso en las llamadas “tarefas”, donde los niños corren el riesgo de manipular herramientas cortantes y están expuestos a ambientes con agrotóxicos.
En Sueño, trabajamos por la aprobación de un proyecto de ley que inste a las empresas a poner una etiqueta en los productos, que especifique que no tengan #trabajoinfantil ni trabajo forzoso -con la supervisión de un organismo certificador-, y de esta forma empoderar al consumidor y cuidar a los trabajadores.
El proyecto comprende la Creación del Programa, en el ámbito del Ministerio de Producción y Trabajo de la Nación, llamado “Compromiso Social Compartido para la Erradicación del Trabajo Infantil y la Protección del Trabajo Adolescente en la Producción Agrícola” (en adelante, el Programa).
El Programa consiste en la certificación, de manera independiente, del cumplimiento por parte de las empresas de los requisitos mínimos de calidad ocupacional vinculados a las siguientes dimensiones:
-Ausencia de trabajo infantil y de trabajo forzoso.
-Trabajo adolescente en condiciones protegidas.
-Trabajo registrado
También establece que el proceso de certificación estará a cargo del Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI), organismo descentralizado del Ministerio de Producción y Trabajo de la Nación.
De acuerdo a lo expuesto, la adhesión al régimen será voluntaria para las empresas participantes e irá acompañada de un incremento del salario de los y las cosechadores/as, con el propósito de desalentar el empleo prematuro y en vulneración de derechos de niñas, niños y adolescentes, y atender a las necesidades de las familias que conforman los sectores más vulnerables de la cadena productiva sin que se vea afectada directamente la economía del hogar.

El Programa pretende así, contribuir a desnaturalizar el empleo de mano de obra infantil en uno de los sectores críticos específicos de la producción en particular, pero también en la sociedad en general, a través de la visibilización y sensibilización acerca del trabajo infantil y el trabajo adolescente en condiciones no protegidas como vulneraciones de derechos.

Por último, comentar que estamos abocados a realizar acciones que cambien la dura realidad de cientos de niños y niñas en todo el país que son sometidos a trabajo forzoso, la mayoría por encontrarse en un círculo de pobreza del que no pueden salir, donde los chicos no tienen una infancia digna, y se hallan privados de la posibilidad de estudiar y jugar.